5 consejos al Bañar a tu perro perupets blog

Los 5 consejos al Bañar a tu perro

Bañar a tu perro, el aseo con agua templada y un jabón especifico debe ser una costumbre de higiene para nuestra mascota.

La razón de la limpieza no es más que la eliminación de la suciedad que va colocándose en el pelaje y la piel de tu perro a lo largo de los recorridos, al ejercitarse y los juegos con otros caninos.

Asimismo, dicha suciedad podría generar muy malos olores, a su vez producir cierto malestar para el perro, e incluso, enfermedades generadas por bacterias.

Po lo cual, se debe establecer un sencillo procedimiento de aseo y de esa manera se ayuda a mantener en buen estado de salud y de su bienestar.

Sin embargo, el tiempo de Bañar a tu perro podría ser una buena forma de pasar un rato con nuestra mascota y aumentar con ello la relación.

Por otra parte, se debe tener presente que la mascota no se ensucia igual que una persona, esto se debe a que el mecanismo de seguridad de su piel actúa de manera muy distinta.

Al contrario de la piel humana, la de un perro no dispone de glándulas sudoríparas, sino que la sudoración se genera solamente mediante las zonas sin pelo y de la dificultad para respirar.

Bañar a tu perro, es un hábito primordial no solo por salud y el bienestar de la mascota, incluso del mismo propietario. Claramente se puede recurrir a un lugar especializado donde bañen a tu perro, no obstante, hacerlo tú mismo puede ser muy beneficioso y agradable.

Algunos perros odian bañarse, de la misma manera hay muchos que les gustan. Determinando una rutina dependiendo de la raza de su perro, el carácter, paso a paso se logrará que al menos el perro, no salga corriendo cuando le toque bañarse.

Por otra parte, no existe una cantidad exacta de las veces que se debe Bañar a tu perro, se pueden bañar al menos una vez a la semana o dependiendo de cada cuanto se logre ensuciar.

Lo importante es no exagerar del uso de los champús. Pese a que sean especiales para Bañar a tu perro, con el tiempo podría dañar la capa de grasa que cuida su piel y su pelaje.

Se puede establecer la cantidad de veces para podrías Bañar a tu perro, basándonos en algunos criterios:

  • Modo de vida. El sitio donde vive y las costumbres diarias pueden ayudar a establecer una frecuencia. No requiere un baño frecuente un perro que viva dentro de casa, pero sí lo hará uno que viva en el campo.
  • Tipo de pelaje y raza.Uno de los aspectos que diferencia unas razas de otras es el tipo de pelaje y piel. No requieren la misma frecuencia los perros de pelo corto que los de pelo largo.
  • Problemas de piel.Si tu perro tiene inclinación a alguna enfermedad dermatológica, es posible que tu veterinario elabore la forma adecuada para su baño, así como los productos que puedes usar.

 

Los 5 consejos al Bañar a tu perro

Definitivamente, para la mayoría de los perros los baños son espantosos, hay que tener en cuenta que sólo se necesita algunas maniobras para que bañarse se transforme en una adecuada y agradable experiencia. Lo primordial es que adaptes a tu perro a que le guste el baño.

Sin embargo, no es complicado sólo se debe seguir varias normas y se muy paciente. Si tu mascota esta adaptada y al llegar a casa notas que tiene temor al agua, se debe comenzar a ayudarle para que relacione bañarse con cosas positivas.

Estos serían los 5 consejos para bañar a tu perro:

  1. Usar agua tibia. Comienza por mojar sus partes y luego el área lumbar. Subir por partes hacia la cabeza de tu mascota. Colocar el champú y distribuir por el pelaje de tu perro. Frota cuidadosamente por todo el cuerpo.
  2. Tener mucho cuidado a los oídos. Se debe evitar que acceda mucha agua en los oídos, de no ser así puede provocar una otitis
  3. Cuidar de sus ojos. Intenta que el champú no entre en ellos. Al entrarle jabón en los ojos de tu perro, lavar con mucha agua fresca y consulta con tu veterinario.
  4. Lavarle con mucha agua, luego de colocarle el champú. Evitar dejar señales de champú. Lograrlo hasta retirar todo.
  5. Secar bien. Hacerlo con una toalla luego se puede retirar la humedad cepillando el pelaje de tu perro. Si tiene el pelo largo, desenrédalo y deshaz los nudos que encuentres.

 

Ahora bien, si es un cachorro no es conveniente bañarle hasta no tener al menos las cinco semanas de edad. Y teniendo ese tiempo, se le debe enseñar y acostumbrar que es una experiencia placentera, para que crezca si temerle al baño.

Si te ha gustado este artículo te invitamos a visitar el articulo 5 razones por la que debes bañar a tu perro.

 

[social_share show_share_icon="yes"]